Ashtanga Vinyasa Yoga

"El yoga es 99% de práctica y 1% de teoría."

SRI. K. PATTABHI JOIS

¿Qué es el Ashtanga Vinyasa Yoga?

El término ashtanga procede del sánscrito asta que significa "ocho" y anga que significa "miembro" y se refiere al sistema que el sabio Patanjali ofrece al aspirante yogui en los Yoga Sutras (II a. C. -III d.C.) . Patanjali sistematizó las prácticas existentes del yoga que habían llegado hasta él, junto con el conocimiento de los Vedas y los Upanisads,  les dio forma en los Yoga Sutras creando el fundamento esencial del yoga tal y como lo conocemos hoy en día. Patanjali ofrece una estructura de ocho pasos o miembros para alcanzar la liberación: yamas (restricciones éticas y morales), niyamas (prácticas para crear integridad interior), asanas (posturas), pranayama (control de la respiración), pratyahara (retraimiento sensorial), dharana (concentración), dyana (meditación) y samadhi (éxtasis, iluminación).

Todos los estilos de yoga que se practican hoy en día tienen sus raíces en el ashtanga yoga de Patanjali, incluido el Ashtanga Vinyasa Yoga transmitido por Sri K. Pattabhi Jois, aunque no se identifican en sus métodos de práctica. Las enseñanzas de Sri K. Pattabhi Jois están basadas en el manuscrito Yoga Korunta, dónde se describe un sistema de hatha yoga que recomienda la forma de respirar para integrar los ocho miembros de los Yoga Sutras de Patanjali. Con todo detalle se describen los movimientos y las respiraciones para entrar y salir de las posturas: vinyasa. Vinyasa significa literalmente "movimiento sincronizado con la respiración" y es la base de esta práctica, de forma que el mover el cuerpo en armonía con la respiración induce a un estado de concentración profunda.

En el Yoga Korunta se describen tres secuencias de posturas. La primera es la más conocida: Yoga Chikitsa (terapia de yoga). En este sistema se trabaja sobre esta secuencia unas cuarenta posturas y no se pasa a la siguiente hasta haber dominado por completo la serie primaria. La secuencia de posturas es sólo la capa externa de este método de yoga, la clave para practicar Ashtanga reside en el concepto de tristana," tres elementos internos":

 

· Vinyasa (movimientos encadenados con la respiración Ujjayi). Pattabhi Jois describe el sistema vinyasa como un mala (rosario) de yoga: las cuentas del rosario son las posturas de yoga que están unidas por el flujo respiratorio. De esta forma se crea una práctica dinámica, que crea y mantiene el calor en el cuerpo, permitiendo estiramientos más profundos en las posturas y aumentando los beneficios que el practicante obtiene. La respiración que sostiene la práctica de vinyasa es Ujjayi pranayama (respiración victoriosa), una respiración que crea un sonido que permite escuchar de forma consciente la respiración y dirigir la concentración mental hacia ese sonido.

· Bandhas o cierres internos que se crean contrayendo partes específicas del cuerpo para sellar la energía vital (prana).

· Dhristis o puntos dónde enfocar la mirada para mantener la concentración durante la práctica. También ayudan a mejorar el equilibrio y la alineación en las posturas y fortalecen los músculos de los ojos ayudando a mejorar la vista.

 

 

 

¿Cómo se practica?

La práctica de Ashtanga Vinyasa Yoga suele ser individual de forma que sea el propio ritmo respiratorio el que vaya guiando la práctica del alumno mientras que el profesor va haciendo ajustes en las posturas.

En este centro hemos optado por hacer clases guiadas de forma que el profesor va dirigiendo a los alumnos por la secuencia, marcando los vinyasa (respiraciones), los dhristis (miradas) y ofreciendo adaptaciones a las posturas y a las transiciones para que la práctica de Ashtanga Yoga pueda estar al alcance de tod@s.

 

¿A quién se recomiendan las clases de Ashtanga Vinyasa Yoga?

Ashtanga es apto para todos incluidos para aquellos que nunca han hecho ejercicio físico: la fuerza, flexibilidad y resistencia se van ganando con la práctica, en la enseñanza del método Ashtanga no se suponen sino que se desarrollan. Hay que tener en cuenta que la evolución en la práctica requiere compromiso, esfuerzo y disciplina, por lo que es ideal para personalidades exigentes. Suelen disfrutar de esta práctica deportistas que quieren trabajar de forma saludable el cuerpo o personas activas y enérgicas que se relajan mejor haciendo una rutina dinámica.

¿Cuando NO realizar Ashtanga Vinyasa Yoga?

La práctica de Ashtanga puede estar contraindicada en personas con alguna afección cardíaca o que tengan alguna lesión de rodilla, hombro o espalda. Si este es tu caso habla con tu profesor para que adapte la clase o te recomiende otro tipo de yoga dependiendo de la gravedad de tu dolencia o lesión.

En caso de las embarazadas no se recomienda la práctica de Ashtanga durante los tres primeros meses de gestación y los tres meses después del parto. Esto es para las ashtanguis experimentadas con un embarazo normal. En caso de no tener práctica de Ashtanga lo aconsejable es asistir a clases de yoga más suave adaptadas al embarazo y post-parto.

En el caso de las mujeres, no se recomienda la práctica de Ashtanga durante los tres primeros días de su menstruación. No es aconsejable una práctica intensa durante estos días. En en centro Ananda Yoga aconsejamos cambiar tu práctica a una clase más suave.

Tradicionalmente no se practica Ashtanga los días de Luna Nueva y Luna Llena debido a la influencia de la Luna en el cuerpo físico y energético. En vez de eliminar la práctica, en Ananda Yoga hemos optado por sustituir las clases de Ashtanga los días de Luna Llena y Luna Nueva por clases de Yin Yoga, una práctica segura y complementaria a las clases de Ashtanga Vinyasa Yoga.

¿Qué necesitas traer para las clases de Ashtanga Vinyasa Yoga?

Es necesario venir con ropa cómoda y ligera ya que la práctica es intensa. Sobretodo al principio, se suda mucho por lo que es aconsejable traer una pequeña toalla y una esterilla propia por cuestiones de higiene. Sino dispones de una, no te preocupes, en el centro hay esterillas para los alumnos.

Consejos para acercarse a la práctica de Ashtanga Vinyasa Yoga

La práctica de Ashtanga es un proceso transformador que puede resultar lento y duro por lo que es importante tener paciencia, escuchar el cuerpo y ser constante en la práctica. Sri K. Pattabhi Jois siempre decía: "Practica, practica, practica... y todo llegará"

Volver atrás